Boletín 2003

CIB-Boletín
Octubre 2003
Número 1

Communio Internationalis Benedictinarum

Temas:

Liturgia

Presentaciones

Historia de CIB

Ius Proprium

Educación

Reportes

ANZBU

Noticias

 Australia

Próxima Reunión
 

Editorial:

No habíamos tenido un boletín desde  el 2000.  Pero han surgido muchas voces pidiendo otro boletín, ya que este fue un instrumento muy útil para transmitir la información.

 Al mismo tiempo las estructuras de comunicación entre los Monasterios de Mujeres Benedictinas son ahora más claras: hemos inventado un nombre que puede usarse al hablar de todos ellos - CIB – y ya tienen voz para dar sus opiniones y deseos a través de las Representantes de las 19 regiones en las Reuniones de la Conferencia. La Conferencia de Representantes de la CIB me pidió editar este boletín y enviárselo a las Representantes para que ellas a su vez  transmitan la información de los avances a sus regiones. Así es como este boletín se ha formado. Incluye un número de artículos con información básica, ya que el crecimiento de la Communio Internationalis Benedictinarum (CIB) es aún demasiado joven. Incluye varios artículos sobre la reciente Convención de la Conferencia de Representantes de la CIB en Sydney 2003, así como algunas noticias e información de las regiones.  Este no es un intento de evaluar el material para seleccionarlo. Básicamente es una colección al azar de la documentación con la que contamos de parte de quienes transmitieron la información de cada región a todas las comunidades. Esperamos alcanzar su modesto fin. Agradecemos a Mary Robinson, la indomable secretaria de Sr. Sonia Wagner, por el diseño de este boletín y por todo el trabajo que ella realizó para la Reunión.

Monica Lewis OSB

Reunión de la Conferencia  de la CIB en Sydney
por Irmgard Poroto OSB
Superiora General de las Benedictinas de Oshikuku, Namibia

¡Qué maravilloso es cuando los hermanos y las hermanas viven en unos con otros. "Así es como el mundo dirá que ustedes son mis discípulos."  Se ha convertido en una tradición de la Conferencia de la CIB que nos reunamos en los diferentes continentes de las distintas delegadas. Esta reunión 2003 de la Conferencia CIB tuvo el honor de reunirse en Sydney, Australia, del 13 al 20 de Septiembre de 2003, gracias a la invitación de la Hna. Sonia Wagner, SGS, Superiora General de nuestras Hermanas del Buen Samaritano, de la Orden de San Benito.

 La Conferencia inició con la reunión del Consejo  Administrativo de la CIB la mañana del 12 de septiembre en el Centro de Monte San Benito, donde se reunieron todos los Representantes Conferencia de la CIB.

 El 13 de septiembre los miembros de la  Conferencia de la CIB tuvieron el privilegio de reunirse con la Unión Benedictina de Australia y Nueva Zelanda (ANZBU), y junto con ellos escuchamos al siguiente día las inspiradas charlas de dos monásticos de Australia, Hna. Margaret Malone, SGS; y el Padre Michael Casey, OCSO, sobre Temas de Espiritualidad Monástica.

 Durante los siguientes días la Conferencia discutió asuntos relacionados con el desarrollo de la CIB: los reportes sobre el progreso del desarrollo e implementación de las decisiones y sugerencias de la Conferencia anterior en Roma el 2002; algunos cambios al Ius Proprium enfocados para actualizar lo referente a las  Mujeres Benedictinas; discutir la posibilidad de crear una fundación de la CIB y las formas de lograr un estatus legal en las leyes civiles;  finalmente, el reporte del Comité Financiero sobre los avances para construir una estructura financiera, así como algunas preocupaciones de la CIB.

 La cálida hospitalidad Benedictina que nos mostraron nuestras hermanas Benedictinas del Buen Samaritano, hicieron que cada momento de nuestra estadía en Sydney, Australia, fuera muy placentero y agradable.  Los dos capítulos de la Santa Regla de nuestro santo Padre Benito acerca de la "hospitalidad" y "el buen celo" siempre estuvieron presentes durante estos días. Se expresó con mucha claridad tanto en la hospitalidad como en la liturgia. La liturgia estaba bien integrada con la vida diaria, donde celebramos la unicidad de cada día. Era simplemente maravilloso e inspirador.

 Como la mayoría de nosotras veníamos por primera vez a Australia, nos dimos tiempo para visitar la comunidad Benedictina en Jamberoo y para conocer algunos lugares. Nos llevaron a ver algunos lugares hermosos de Sydney y de los alrededores.

Liturgia, la vida de nuestros monasterios
Comentarios sobre la Liturgia, durante la reunión en Sydney

La liturgia de la semana fue preparada cuidadosamente por el Comité de Liturgia de el Buen Samaritano, quienes estuvieron todos presentes durante la reunión.

   Debido a que la comunidad de Pennant Hills era demasiado pequeña para guiar a un grupo de 24 extranjeras que no conocían la música, un buen número de hermanas del Buen Samaritano vinieron especialmente toda la semana con el fin de dar un valioso apoyo a la celebración de la liturgia. Se imprimieron folletos extra para cada momento de oración y se hizo un gran esfuerzo para que las que no hablaban inglés como lengua materna se sintieran incluidas. Unas de estas formas era invitar a cada una de forma discreta y personal a tomar una parte, aunque fuera pequeña y silenciosa en las ceremonias, lecturas y oraciones.  Para la ceremonia de bienvenida nos invitaron a todas a reunirnos al frente de la casa.  Allí, la Hna. Sonia dijo: "Al saludarlas hoy, quiero reconocer a los custodios tradicionales de esta tierra, el pueblo Daruk."  De este modo ella introdujo a los visitantes a una espiritualidad llena de respeto por la creación. Todas fuimos guiadas en procesión al recibidor donde se pronunciaron mensajes de bienvenida.  Después de estos mensajes, una cruz procesional decorada con listones de colores fue llevada a la iglesia, enseguida el libro de los Evangelios, y luego todas detrás en procesión en y orando a lo largo del claustro dentro de la iglesia.  En la entrada a la iglesia se colocó incienso en el incensario con el cual fue saludada la cruz. El himno de apertura de las primeras Vísperas de la Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz fue un canto de alabanza de la sabiduría de Dios al escoger la cruz para frustrar la sabiduría del mundo.

Una profunda sensación de gozo y gratitud por la obra de salvación corrió entre todas las presentes. La ceremonia logró expresar la profunda convicción de los misterios de nuestra fe.

La liturgia diaria de las horas fue preparada con esmero y se cantó con simples y hermosos tonos de salmos, los cuales aprendimos todas con facilidad. También se prepararon unas oraciones especiales para plantar un árbol memorial, para orar en la tumba del fundador, John Bede Polding, y para la despedida. Todo ello contribuyó a hacer de la semana una experiencia de oración.  La Abadesa Vera Lucia Parreiras Horta de Salvador Bahia, Brasil, escribió después de la reunión:

"Agradecí profundamente la forma en que las hermanas del Buen Samaritano prepararon la liturgia de estos días.  A cada detalle se le dio forma de celebración, no solo las Horas y la Eucaristía, sino también cada momento significativo de nuestra reunión. Por ello, toda la semana tuvimos un clima de oración.  Ciertamente resaltó la Ceremonia de Bienvenida junto con los miembros de ANZBU. La forma cómo nos guiaron al salón hermosamente decorado, cómo avanzamos en procesión a la Iglesia, guiadas por la cruz, una cruz que permaneció allí en la iglesia el resto de la semana. Agradecí también la calidad de la música, la sencillez con que rezamos el oficio, el silencio, la inclusión de gestos. Fue hermosa también la forma cómo nos invitaban a unirnos y tomar parte en la liturgia, ya fuera para leer, para proclamar las oraciones de intercesión, para preparar el altar, o quedarnos juntas alrededor del mismo.  Fue una experiencia profunda de ser un corazón y una mente, alabando al Señor que nos reunió de todo el mundo en una tradición. Gracias, muchas gracias."

Aspectos de la Espiritualidad Monástica
Presentaciones de Margaret Malone, SGS y Michael Casey, OCSO

Michael Casy OCSO de la Abadía de Tarrawarra, Victoria, escogió como tu tema: "Un Decálogo Benedictino: Diez palabras de San Benito."  Margaret Malone, SGS seleccionó el tema:  "Procuren la paz y practíquenla." Lentamente creció entre los participantes el convencimiento de que los movimientos de renovación en Australia en el campo de los estudios monásticos ya ha contribuido, de forma silenciosa pero fructífera a renovar la vida espiritual en nuestros monasterios. Pueden encontrar el texto completo de estas charlas en la página de Internet de el Buen Samaritano: www.goodsams.org.au en la sección “What’s New” .

Historia de la CIB
Extracto de la bienvenida dirigida por M. Máire Hickey,
Moderadora de la CIB.

La CIB, como una organización joven en crecimiento, aún no es ampliamente conocida, aún dentro de la familia Benedictina.  So it is probably not superfluous if I give our Australian hosts a brief outline of who and what this group is, and what we are here for.   To understand and appreciate the history, a little detail is necessary.  I hope you will bear with me.

     La Confederación Benedictina tiene hoy, como ustedes saben, más de cien años. Cuando iba a cumplir 70 años, o sea, durante los años del Concilio Vaticano Segundo, para todos los que estaban interesados en el proceso de reflexión y la auto-evaluación que se estaba dando en las órdenes religiosas, era aparente, que la Confederación Benedictina se había establecido y probado a sí misma como un instrumento efectivo instrumento para el facilitar el desarrollo Monástico Benedictino y su misión en la Iglesia en la primera mitad del Siglo 20. Pero en el mismo proceso de reflexión, en cuanto a que algunas mujeres vivan de acuerdo con la Regla de San Benito, fue igualmente aparente que los monasterios de mujeres, congregaciones y federaciones, aunque estuvieran asociadas con la Confederación, no podían disfrutar ni disponer de los mismos beneficios como miembros de la Confederación que las comunidades de hombres.  Muchos monasterios femeninos estaban totalmente aislados del resto del mundo Benedictino.  No teníamos acceso al estudio, ni a la social o cultural de las instalaciones de San Anselmo en Roma.  No éramos miembros completos de la Confederación como lo eran las 24 congregaciones de hombres, por lo tanto, no nos invitaban, a participar con los Abades Benedictinos a participar en los Congresos de Abades, ni a elegir al Abad Primado.  Muchas hermanas y monjas Benedictinas eran concientes también de que teníamos nuestras propias preocupaciones, asuntos sobre los cuales las mujeres de la Iglesia de hoy pueden estar apasionadamente preocupadas. No teníamos un foro comparable al Congreso de Abades, donde pudiéramos compartir unas con otras  nuestros asuntos, tratar de clarificar y darle forma a nuestra identidad como hermanas y monjas Benedictinas en la nueva era que había empezado con el Concilio Vaticano.  Y no contábamos con estructura alguna que nos ayudara a trabajar por el cambio en este orden de cosas. 

     A principios de los 70s, un grupo representativo de las Abadesas Benedictinas, Superioras y Superioras Generales, apoyadas y animadas por 5 Abades Primados seguidos, incluyendo a nuestro actual Abad Primado Notker Wolf, se fijaron la tarea de construir una red de comunicación entre nuestras comunidades femeninas.  El objetivo era, al principio, simplemente vencer las barreras del aislamiento y hasta de la ignorancia entre nosotras. Pronto esto nos llevó a desear el empezar proceso que nos clarificara las necesidades y deseos de las mujeres Benedictinas. ¿Queríamos y necesitábamos un instrumento que facilitara el desarrollo de la espiritualidad monástica Benedictina para mujeres, y su misión en la Iglesia y el mundo para el futuro, similar a la Confederación, pero diseñada de acuerdo a las situaciones diferentes de las comunidades femeninas? ¿Cómo podríamos crear tal instrumento?

     De acuerdo a la Lex Propria de la Confederación Benedictina de 1985, las comunidades femeninas que viven de acuerdo con la Regla estaban o podrían convertirse en CON-SOCIAS con la Confederación.  Esto no significaba una membresía total de la Confederación, sino un status que afirmaba su autenticidad como monástica y como Benedictinas, y uniéndolas entre sí, por separado en una dimensión perpendicular con la Confederación y el Abad Primado.  Alrededor de 1987, mediante pequeñas reuniones internacionales de hermanas y monjas Benedictinas, se empezaron a desarrollar conexiones horizontales entre  los monasterios, congregaciones y federaciones CON-SOCIADAS.  En este proceso fue significativo, fue que empezó a cambiar radicalmente la relación de dependencia difusa entre muchas comunidades Benedictinas femeninas y la Confederación Benedictina. Las monjas y hermanas, cada monasterio reteniendo su propio carácter, autonomía, estructura canónica, y su ya existente estructura de relaciones con otros monasterios, empezaron a unir unirse para tomar la responsabilidad para su futuro desarrollo. 

     De este proceso de red estructural surgió la Conferencia de Representantes de la CIB. Actualmente hay  23 representantes en la Conferencia.  En el 2001 el grupo, después de consultar a las bases, escogió  el nombre Communio Internationalis Benedictinarum para aplicarlo a todo el cuerpo de monasterios femeninos, congregaciones y federaciones CON-SOCIADAS en todo el mundo con la Confederación Benedictina.

 En el 2002 la Conferencia dio su voto aprobatorio a los Estatutos de la CIB en los cuales habían durante varios años, y estos fueron aprobados por el Abad Primado. Un Consejo Administrativo, que consta actualmente de 4 representantes de la Conferencia, guiadas por una moderadora y apoyadas en su trabajo por una secretaria y una tesorera, planea, coordina y comparte el trabajo involucrado.

     Resumiendo esta larga historia:   El grupo reunido con las Hermanas del Buen Samaritano de la Orden de San Benito, quienes nos están hospedando aquí en Sydney, y a quienes la Hna. Sonia Wagner y el Padre Bernard McGrath (Arcadia) han dirigido amablemente las palabras de bienvenida, celebran la 2ª reunión anual de la Conferencia de Representantes de la CIB.  

 Durante los últimos 16 años, mucha de la energía invertida se usó sencillamente para establecer esta red y propiciar la comunicación. Pero por supuesto ese no es nuestro objetivo principal. La mayor parte de lo que hacemos hasta hoy son solo las condiciones previas necesarias para alcanzar los objetivos principales mencionados en nuestros estatutos (apoyo mutuo, promoción de la vida monástica de mujeres Benedictinas en todo el mundo), los cuales se van concretizando año con año.  En todas nuestras reuniones hay presentaciones e intercambios sobre la Regla y asuntos de espiritualidad Benedictina dentro de la vida diaria, dentro de las diferentes culturas del Siglo 21. La razón de ser de una comunidad Benedictina no ha cambiado.  Cada una de nuestras comunidades existe, como han existido otras comunidades a  lo largo de 1500 años, para proclamar y alabar la primacía de Dios en el mundo en el cual vivimos nuestra vocación.  Nuestra primera tarea es  escuchar los signos, un estilo de vida, que nos encauce en nuestra búsqueda de cumplir con el objetivo que Dios nos encomendó. Algunos de estos signos pasan frente a nosotros como un ligero murmullo en el corazón de cada uno de los monjes o monjas, o en el corazón de una comunidad. Aunque muchas de las señales que caracterizan nuestra época son globales.  Algunas personas las llaman apocalípticas.  Para reconocerlas, interpretarlas, encontrar sus respuestas es totalmente indispensable estar en comunicación unas con otras.

La CIB y la Confederación Benedictina
Alguna Información Básica

En Septiembre del 2002, se votaron los Estatutos de la C.I.B., definiendo sus objetivos y la manera cómo se están practicando, y fueron ratificados por el Abad Primado.  Esto trajo como consecuencia la necesidad de actualizar la Ius Proprium de la Confederación Benedictina de 1985.  La Ius Proprium menciona la consociación como una forma de membresía otorgada a las comunidades femeninas, aunque no la unión de todas entre los monasterios consociados.  Se refiere también a las Comisiones de monjas y hermanas que ya no existen.  Les corresponde a las mismas mujeres tomar la iniciativa y preparar una solicitud para el Congreso de Abades 2004. 

El Consejero canónico de la CIB, Abad Richard Yeo, colaboró con las sugerencias enviadas por el Consejo Administrativo.  La Abadesa Joanna Jamieson presentó un borrador el cual fue discutido.  El Abad Primado Notker Wolf, quien asistió a la reunión y siempre ha estado animando a las mujeres en los avances desde su elección en 2000, llevó las sugerencias de la Conferencia a la Reunión del Sínodo de Presidentes que se reunieron la última semana de Septiembre en Canadá.

El contenido de la breve plática introductoria dada por M. Máire Hickey OSB, Dinklage, Alemania, Moderadora de la C.I.B., ayudará a los lectores del Boletín a comprender el trasfondo de la solicitud presentada al Congreso de Abades.  Ella dio las siguientes definiciones:

1. Definición de la Confederación Benedictina: La Unión de las  23 (actuales) Congregaciones de monjes Benedictinos formada en 1893. Es encabezada por el Abad Primado, quien es elegido cada 4 años por los Abades de las Congregaciones que son miembros.  La Sede de la Confederación es la Abadía de S. Anselmo

2. Definición de la Ius Proprium: El título de un folleto en el cual se reúnen 4 documentos legales, 1. Lex Propria, 2. Ordo celebrandi Congressum Abbatum   3.  Normae de Consociatione cum Confederatione   4. Regulaciones para la Secretaría de AIM.

3. Definición de la Lex Propria: El nombre para las Constituciones de la Confederación Benedictina aprobada por Roma en 1985. Los Cambios a la Lex Propria, al igual que los cambios a las Constituciones de la mayoría de las comunidades, tienen que ser aprobadas por la Congregación para Religiosos en el Vaticano.

4. Existen tres tipos de miembros de la Confederación de acuerdo a lo establecido en la Lex Propria:

  • a) Ordinario (o regular) del tipo de membresía de las 24 congregaciones de hombres.
  • b) Especial (o extraordinaria) la membresía  de los pocos monasterios masculinos que no están en congregaciones.

c) Consociación

5. Definición de “ Consociación”:   la palabra usada para los miembros de los monasterios autónomos, institutos y federaciones que viven conforme a la Regla de San Benito que están reconocidos  como Benedictinos y que quieren estad unidos a la Confederación Benedictina.  Todas las comunidades femeninas reconocidas como Benedictinas se encuentran en esta categoría.

6. ¿Qué son las "Normae de Consociatione cum Confederatione"?

Es el documento de la Ius Proprium que define qué tipo de miembro es la consociación.  Este documento consta de 21 artículos cortos. Esta parte de la Ius Proprium puede ser cambiada por el Congreso de  Abades.

7. ¿Porqué es necesario actualizar la "Normae"?

Antes, las mujeres eran consociadas a la Confederación como institutos individuales. No había ninguna clase de asociación que unificara las diversas casas femeninas.  El desarrollo de la CIB y su Conferencia de Representantes son un intento para rectificar esta situación. Los Estatutos "define la CIB, sus objetivos y la manera de practicarlos." Con esto, con el tiempo se conviertieron en la Normae de Consociatione cum Confederatione.

Educación para las Mujeres Benedictinas de primer importancia
Uno de los temas de la reunión.

El asunto sobre la educación de la Mujer Benedictina, y más específicamente, la formación, ha sido siempre un tema central en toda reunión de mujeres Benedictinas, desde los inicios de las Comisiones establecidas por el Abad Primado en los 70’s. La discusión sobre este tema en la reunión en Nairobi, en Noviembre de 2001, inspiró a los miembros de la Conferencia a hacer algunos cuestionamientos sobre las posibilidades de establecer una fundación para apoyar la educación de las mujeres Benedictinas.  En la Reunión en Sydney, dos hermanas del Buen Samaritano, la Hna.  Lorraine Victorsen y la Hna.  Laire Dwyer y Mary McDonald dieron excelentes presentaciones de su experiencia al establecer una fundación en Australia.  La Hna. Mary McDonald, quien tiene una gran experiencia como facilitadora, ayudó a que en la reunión se formularan ellas mismas las preguntas que tenían al respecto.  Se requiere todavía mucho trabajo básico de investigación. Durante un buen tiempo, seguirá en la agenda la discusión sobre estas preguntas.

Reporte de AIM

Como Representantes de AIM estuvieron en Sydney la Hna. Gisela Happ  y Fr. Mark Butlin. La Hna. Gisela Happ es la nueva Secretaria General de AIM. Ella vive en Vanves y trabaja en la oficina de AIM en París.  Fr. Mark Butlin, de Ampleforth, Inglaterra, es secretario Para las zonas de Asia, Africa y Oceanía, Lo cual significa que él tiene que viajar mucho, visitar las comunidades y tener sensibilidad ante sus necesidades.

 Fr. Mark ofreció un breve reporte del trabajo de AIM, el cual fue muy útil e informativo. El aclaró que espera la Buena cooperación con la CIB, y ofreció aprovechar su propia experiencia y habilidades al servicio de la Conferencia de la CIB.

 Una parte importante del reporte de Fr. Mark's fue su reconocimiento a la contribución de Australia a la AIM y a los cursos de formación monástica que se están impartiendo. Tanto maestros como estudiantes de Australia han tomado parte en el curso formación para formadores. Debido a las grandes distancias que necesitan recorrerse en este gran continente, los Australianos han aprendido a dominar las distancias y se está recopilando mucha de su habilidad para ponerla al servicio de los Benedictinos de todo el mundo. Estén al pendiente de futuras referencias al mismo. Una dirección en la que se puede contactar a Fr. Mark:

Centre for Christian Spirituality
PO Box 125 Wahroonga NSW Australia
email address: ccs_info@brokenbay.catholic.org.au
website: www.ccs.catholic.edu.au
La CCS es una obra de la Diócesis Católica de Broken Bay.

 Las Hnas. Del Buen Samaritano han impartido cursos sobre Espiritualidad Benedictina específicamente, durante los últimos 20 años.  Se les pidió que impartieran este curso a un círculo más amplio.  La Hna. Margaret Malone SGS, espera volver a ofrecer un curso sobre la Regla usando la edición publicada en 1996 por Kardong. En este curso todos los participantes tienen una pareja que también toma el curso, y con quien intercambian sus reflexiones sobre el material en cuestión.  La comunicación se hace por fax.  Este lazo con otro Benedictino ayuda a personalizar el trabajo y profundizar el compromiso y tiene efectos adicional de crear lazos a grandes distancias. El sitio internet del Buen Samaritano es: www.goodsams.org.auEl curso sobre Espiritualidad Monástica fue preparado por el P. Brésard, Citeaux, y puede encontrarlo en Internet en la página web de la Abadía de Scourmont en inglés y francés, y se está publicando de nuevo con instrucciones adicionales para los maestros, así como muchas tablas adicionales.  Este curso es altamente recomendado.  Fr. Mark está recopilando información posterior sobre aprendizaje a distancia y pronto lo pondrá a su disposición.

 El curso de formación para formadores, que se imparte cada verano en Roma ha sido todo un éxito. Fr. Mark señaló que este no es un proyecto de AIM; aunque él mismo ha estado muy involucrado. Fue iniciado por el Abad Primado Marcel Rooney y sigue siendo un proyecto del Abad Primado.  Las solicitudes para el curso del 2005 se enviarán a Dom Brendan Thomas de la Abadía de Belmont, Inglaterra: dombrendan@aol.com

 La Hna. Gisela Happ ha trabajado especialmente con las finanzas de la AIM y nos dio información sobre cómo solicitar donaciones de los fondos de AIM.  Dos veces al año hay una reunión en la cual se decide cuáles solicitudes de ayuda financiera deberán ser otorgadas. Las solicitudes pueden ser enviadas a más tardar antes del 1o. de mayo  para la primera reunión, y antes del 1º. De noviembre para la segunda reunión. Ella aclaró que las solicitudes que lleguen después de esas fechas no podrán ser tomadas en cuenta. A aquellas comunidades que tienen contacto especial con Fr. Jacques Coté (secretario para América del Sur) o Fr. Mark Butlin se les pide enviar la correspondencia relacionada con donaciones de dinero a la dirección en Paris de la AIM.

Como Fr. Mark y Fr. Jacques salen con frecuencia, las solicitudes enviadas a sus casas, son abiertas con bastante retraso.

Reporte de las Filipinas (Región 14)
Por M. Angelica Leviste, OSB

"Las Filipinas han pasado por una violenta tormenta de fuerzas desestabilizadoras, de las cuales un ejemplo es el golpe de estado que se dio a fines de julio de este año. En el centro de esta tormenta está un esfuerzo bien fundado y organizado de ciertas fuerzas encaminadas a derribar la democracia mediante la mala información masiva y la agitación política.

El soborno y la corrupción han penetrado todos los niveles de nuestra sociedad, incluyendo los más altos rangos oficiales militares y civiles del país. Hay un marcada disminución moral y religiosa en las fibras del pueblo....  La pobreza y el crimen van en aumento.  De ahí que se de una creciente inquietud y descontento entre nuestro pueblo.

En medio de este desasosiego, y atrapadas en las corrientes cruzadas de la cultura post-moderna, nosotras, las comunidades monásticas en las Filipinas sentimos la necesidad de una conversión radical y de un vivir auténtico de nuestro llamado monástico.  La renovación en nuestras comunidades nos permitirán ser una LEVADURA DE JUSTICIA Y PAZ en nuestro por el bien del Reino."

M. Angélica incluye una lista de los cursos y programas de su propia congregación, las Hermanas Misioneras Benedictinas de Tutzing, y la otra congregación benedictina representada en su país, las Hermanas Benedictinas del Rey Eucarístico, con el fin de una futura renovación.

Ella continua diciendo "las mujeres Benedictinas en las Filipinas formaron una asociación. El grupo central de la asociación se reúne por lo menos dos veces al año  con el fin de planear la formación continua de nuestros miembros."  Esta formación continua parece que ser una gran prioridad en Filipinas. Así que sería bueno que la Sede de la reunión de las BENEDICTINAS DE ASIA DEL ESTE Y OCEANIA (BEAO) bajo el tema: "La Generación-E y el futuro de la Vida Monástica" fuera en la comunidad de Manila en Diciembre de 2003.  M. Angelica escribe: " La gente joven que entra a nuestros monasterios hoy, traen consigo un mundo de valores, creencias y aspiraciones configuradas por la cultura de hoy estos días”. Necesitamos hacer algunas preguntas: ¿Cómo podemos comunicar con efectividad la vida monástica a la Generación-E? ¿Cómo podemos vivir nuestra vocación monástica en el contexto de la cultura post-moderna de modo tal que sostener la parte no-negociable de la vida monástica?" Entre los oradores estaba el Hermano Douglas Mullin OSB, de Collegeville, y el Abad Primado Notker Wolf.

Reunión Regional de la CIB en Namibia (Región 18)
P
or M.  Irmgard Poroto OSB

La Unión de Mujeres Benedictinas en Namibia y Sud-Africa se llama BECOSA.  Ellos celebraron una reunión en febrero de 2003.  Fue una buena ocasión para explicar los avances de la CIB y dar un reporte sobre el Simposio celebrado en Roma, en septiembre del 2002 con el tema de "El Buen Celo".  Una de las participantes del primer curso de formación para formadoras en Roma transmitió sus experiencias y la M.Theodora habló sobre compartir los problemas que surgen en las comunidades.La reunión de BECOSA fue también muy práctica en sus aportaciones sobre el cuestionamiento de cómo motives a las hermanas jóvenes que desean entrar a la vida monástica y qué criterios usar para discernir una vocación.  BECOSA formó un comité financiero para buscar distintas formas de apoyar el trabajo de la Conferencia de la CIB, aún si es un medio pequeño.

Cómo financiar las reuniones

Después de que la Hna. Colleen Haggerty, Presidenta de la Federación de San Benito, Minnesota / USA, le informó a M. Máire Hickey que ella no podría ser la tesorera de la Conferencia de la CIB, se le pidió a Johanna Domek, OSB, Superiora del Monasterio Benedictino en Colonia, Alemania, tomar su lugar. Junto con ella, forman parte del Comité de Finanzas están Lucía Wagner, OSB (Munich, Alemania) y Erica Van de Cauter, OSB (Schotenhof, Bélgica).  El reporte financiero que ellas presentaron demostró que las estructuras administrativas están bien organizadas. Las representantes de las 19 regiones pidieron hacer la prueba y contribuir en algo para soportar los costos de la Conferencia, lo que al momento actual cubre los costos secretariales, las juntas anuales y el Simposio, celebrado cada cuatro años. Esto no es tan fácil, debido a dificultades financieras en muchas áreas.  Además, la comunicación entre los monasterios de algunas regiones es aún reciente y apenas se está descubriendo y dando el valor del intercambio internacional y el apoyo mutuo. Sin embargo, el trabajo ya realizado para crear esta conciencia y financiar las reuniones está tomando forma.

Comunidades que envejecen

El Abad Primado Notker Wolf comentó el hecho de que había una comisión establecida por la VBD  (Unión de Superiores Benedictinos de habla alemana) y la SÄK (Conferencia de Abades de habla alemana) bajo el liderazgo del Abad Luidgardis Hecker, para explorar los problemas de las comunidades que envejecen.  Este no es solo un problema de las comunidades alemanas, el Abad recomendóempezar a formar comisiones similares en todas partes.  Declaró sentir que no era su tarea resolver los problemas de cada comunidad en particular. Mas bien, las comunidades de una región deberían de reunirse para apoyarse y aconsejarse unas a otras y crear estructuras que puedan encauzar los problemas de las comunidades participantes.

Fomentar las Vocaciones

Respecto al punto de fomentar las vocaciones a la vida monástica, el Abad Primado Notker Wolf, resaltó que había una sed grande por los valores espirituales entre los jóvenes de hoy.  Esto es aparente en los nuevos movimientos religiosos de nuestro tiempo. Las Comunidades Benedictinas deberían acercarse a este grupo de gente,  que busca formas de estructurar su vida espiritual. Es cuestión de flexibilidad en la expresión del carisma, siendo fieles a la sabiduría de San Benito.  

Hizo una súplica especial respecto a que se debe fomentar la madurez de todos los miembros de una comunidad, sin importar qué tan aisladas puedan ser sus vidas. La madurez en el desarrollo humano es un requisito previo para la autenticidad en la expresión de los valores espirituales. Esto nos lleva a pensar en el respeto de los jóvenes que buscan a Dios en el mundo de hoy.

Monasterio de Nuestra Señora del Calvario en Jerusalén
Manteniendo una a Presencia Benedictina en Tierra Santa

El Presidente de la Congregación Francesa de Nuestra Señora del Calvario, Mère M. Claire Ducruit, nos pidió ser solidarias, a través de la organización CIB, con las monjas del Monasterio del Monte de los Olivos en Jerusalén, in sus esfuerzos para continuar sirviendo allá en estos momentos tan conflictivos. 

 La Congregación de Nuestra Señora del Calvario fue fundada en Poitiers, Francia, en 1617. La fundadora se inspiró por un profundo deseo de tener una comunidad de Benedictinas que vivieran como discípulos de Jesús en lugar donde  El dio su testimonio total y final de amor, mediante su muerte, resurrección y ascensión, pero este deseo no se pudo realizar, debido a que en esos tiempos, los lugares santos estaban en manos de los turcos. La comunidad de Poitiers vivía un apostolado de oración para devolver los lugares santos a la Iglesia Cristiana, con la intención de mudarse a Jerusalén tan pronto como les fuera posible.

 Fue hasta 1896, después haberse fundado varias casas de la Congregación en Francia, fue posible realizar el plan concebido 300 años antes. In 1892, el Vicario General del Patriarcado Griego-Melkita de Jerusalén visitó el monasterio de la Congregación de Nuestra Señora de Monte Calvario en Angers, y le pidió a la Congregación hacer una fundación en Jerusalén. Los permisos necesarios se consiguieron con muchas dificultades, y la fundación se logró en 1897. Una condición fue que las monjas dirigieran un orfanato para niñas griegas.  En 1903, después de haber vencido muchos problemas aparentemente infranqueables,  se establecieron definitivamente el monasterio y el orfanato. 

 La comunidad, junto con su carga de huérfanas palestinas cristianas, sobrevivieron a las vicisitudes de la vida del Siglo 20 en Tierra Santa. En 1914, la comunidad tuvo que ser evacuada a Francia. Regresando a Jerusalén en 1919.  Al principio, las monjas experimentaron las crecientes tensiones entre judíos y árabes bajo el dominio británico, y vivieron toda la guerra que empezó después de la creación del Estado de Israel en 1948. Los 60’s fueron para ellas, así como para todas de todas las casas, los años de Aggiornamento.  Su lugar en la Iglesia de Jerusalén y su situación en el Monte de los Olivos, las llevaron a nuevas relaciones ecuménicas que se desarrollaron en la Ciudad Santa, y ellas abrieron sus puertas a la renovación en la liturgia y en la observancia monástica. En 1979, debido al desarrollos creados de acuerdo a los requerimientos establecidos por el Departamento de Educación del Estado de Israel, se vieron obligadas a cerrar el orfanato.  Han seguido financiando la educación de un número de niños palestinos cristianos; cambiaron el objetivo de su trabajo a un apostolado de iconografía y hospitalidad.  En el departamento de Iconos del monasterio, la mayor parte de la comunidad se ocupa en preparar y escribir los íconos que se venden en todo el mundo.  

 En 1997, como parte de la celebración del centenario de su fundación, la comunidad inició un Nuevo proyecto:  Las religiosas que busquen una oportunidad para compartir la vida y la oración con una comunidad monástica en “la Tierra de la Palabra”, están invitadas al Monte de los Olivos para un año de formación en Estudios Bíblicos combinados con la Iconografía.

 Para los cristianos y las comunidades cristianas en Israel, la vida se va volviendo casa día más precaria año con año.  Llegan menos visitantes del extranjero, y el peligro del aislamiento es creciente. Las que deben permanecer en la ciudad necesitan de nuestras oraciones. El servicio prestado al pueblo cristiano por esta comunidad al mantener en la Ciudad Santa una presencia Benedictina dedicada a la vida contemplativa cristiana merecen el apoyo y la solidaridad de todas nosotras. 

Aquellas hermanas  que estén planeando un Año Sabático harían un valioso servicio de solidaridad, si preguntaran sobre el programa ofrecido por las monjas del Monte de los Olivos, y dedicaran algún tiempo de su vida y oración en Jerusalén. 

Dirección:
Mère Prieure Christine Nicole Devillon OSB
Monastère des Bénédictines du Mont des Oliviers
POB 19338 - Jérusalem-Est - Israel

La Conferencia CIB a través de los Ojos del Buen Samaritano
Por Margaret Malone, OSB

Hasta hoy, para las Buenas Samaritanas, el contacto con otras Benedictinas no-Australianas ha significado una larga jornada  a través del mundo. En muchas comunidades nos han dado una cálida bienvenida.  Ahora nosotras, aquí en Australia, tuvimos la oportunidad de recibir a las hermanas de tantas y tantas comunidades durante esta Conferencia de la CIB, y de llevarlas a nuestras casas y en nuestros corazones.  Para nosotras esta fue una gracia extraordinaria. Nos hemos visto enriquecidas por maravillosas mujeres benedictinas, y esto nos ayudó a sentirnos parte de las muchas comunidades que ellas representan.

En ocasiones las hermanas del Buen Samaritano, al estar aisladas en Australia, nos sentíamos diferentes a nuestras hermanas de otros lugares. Sin embargo, esta experiencia fortaleció los lazos y enfatizó nuestro estilo de vida comunitario como Benedictinas. Tal vez nos veamos diferentes, pero compartimos la misma vida y con facilidad nos reunimos en la liturgia y el entendimiento común.

Hubo contactos previos con muchas hermanas en lo individual y con las comunidades, lo que nos ayudó a que todas nos sintiéramos en casa; pero en el futuro, los lazos creados aquí en esta Reunión de la Conferencia crecerán aún más.

Es difícil comprender totalmente algo hasta que una lo ha experimentado, y eso es tan cierto en cuanto a la comprensión del papel de la Conferencia de Representantes de la CIB. Muchas Buenas Samaritanas han tomado parte en diversos eventos – la preparación  de distintos niveles, la hospitalidad, la liturgia, las lecturas, las visitas, las excursiones – que ha crecido un maravilloso entendimiento del papel de este grupo tan importante.  Ya no será un misterio lo que nuestra Superiora hace cuando participa en esas reuniones. Se está dando sintiendo en todo el mundo la maravillosa presencia de las hermanas benedictinas.

Las delegadas pueden sentir que su visita a Australia fue una experiencia maravillosa, pero las Buenas Samaritanas pueden decir con verdad que han recibido un gran regalo durante los días de la Reunión.

La Unión Benedictina de Australia y Nueva Zelanda

El tener la oportunidad de compartir con la ANZBU, la Unión Benedictina de Australia y Nueva Zelanda nos enriqueció enormemente.  He aquí algunos detalles sobre esta Unión.

La ANZBU es una asociación de institutos religiosos que siguen la Regla de San Benito. En el panfleto que declara la membresía de esta unión, escribieron: "De acuerdo con las instrucciones de Perfectae Caritatis nos. 22-23, la Unió fue inaugurada en una Reunión de superioras Benedictinas en Abril de 1969.  Enseguida de ella cual hay una propuesta formulada en la primera Reunión Monástica de Asia, patrocinada por la Organización Auxiliar Inter-Monástica (AIM) celebrada en Bangkok, en Diciembre de 1968."

Los institutos representados en la Unión son:

    Monasterio de San Benito, Arcadia, NSW, fundado en 1949 (hombres)
    Priorato de San Marcos en Camperdown, fundado en 1975 (Hombres y mujeres, Anglicano,)
    Hermanas del Buen Samaritano de la Orden de San Benito, fundado en 1857  (mujeres)
    La Abadí de San Benito de Jamberoo, fundada en 1857 (mujeres)
    Comunidad Benedictina de Cristo Rey, Warangatta, fundada en 1993, (mujeres, Anglicana)
    Hermanas Benedictinas Misioneras, Kalumburu, fundada en 1885, (mujeres)
    Abadía Estrella del Sur, Kopua, Nueva Zelanda, Cisterciense, fundada en 1954 (hombres)
    Monasterio de Tamby, fundada en 1978 (mujeres)
    Abadía de la Santísima Trinidad, Nueva Nurcia, fundada en 1846 (hombres)
    Priorato de Tyburn, Riverstone, fundado en 1956 (mujeres)
    Monasterio de Tyburn, Bombay, Nueva Zelanda, fundada en 1996 (mujeres)
    Abadía de Tarrawarr, Yarra Glen Cisterciense, fundada en 1954 (mujeres)

El co-ordinador de ANZBU es Bernard McGrath, OSB, de Arcadia y la secretaria es Cecily Pullen, SGS, miembro de las Benedictinas del Buen Samaritano.

La ANZBU ha sido responsible de la publicación del periódico monástico TJURUNGA que ha hecho publicaciones no solo de temas monásticos de Europa y de USA sino también sobre artículos bien documentados de autores australianos. El editor, Michael Casey, OCSO, es bastante conocido en Australia y más allá por sus libros, así como Margaret Malone SGS, Pam Pullen, SGS y Terence Kavenagh, OSB quienes están en el consejo editorial, todos han contribuído a la renovación de la espiritualidad monástica en la región.

Secretariado

El Abad Primado Notker Wolf ofreció a la CIB una de las nuevas oficinas que se construirá cerca de la Puerta de San Anselmo, para que se use como Secretariado permanente. En este momento no hay planes de colocar a alguien de manera permanente, pero es muy necesario formar archivos  sobre todos los asuntos relacionados con las mujeres Benedictinas, información sobre los monasterios y regiones, así como el material necesario para las reuniones. Se espera que esta oficina esté lista para usarla después del 1 de octubre de 2004.

Catálogo de Mujeres Benedictinas

El Catálogo que apareció por primera vez en 2000, incluyendo todos los monasterios de mujeres Benedictinas necesita mantenerse actualizado.  La primera revisión del Catálogo de mujeres está planeada para 2006.  Hay un ofrecimiento de ayuda para hacerlo de parte del  Monasterio de Eibingen, pero será necesaria más ayuda. Cualquiera que pueda ayudarnos, de preferencia alguien de Alemania, aunque sólo sea por 6 meses, deberá comunicarse con:

Hna. Mónica Lewis,
Abtei St.Scholastika, D - 49413 Dinklage,
Fax +49 4443 513-118,
abtei@abteiburgdinklage.de

Nuevas delegadas en la Conferencia de la CIB

Hubo una elección de la delegada para la Región 3, Francia e Israel, en Abril de 2003.  La nueva delegada es M. Véronique Dussud, OSB, Superiora General al de las Benedictinas de Cristo Crucificado en Brou sur Chantereine.

En la Region 10, ABECCA, M.Inés Sánchez Rendón concluyó su oficio como Superiora General de las Misioneras Guadalupanas de Cristo Rey, en México y renunció como delegada a la Región ante la Conferencia. Todavía no hay nueva elección.

CIB Website

En la reunión en Sydney, Sr. Johanna Domek, superiora del monasterio Benedictino en Colonia, Alemania, aceptó preparar una página de Internet para la CIB.  Ella trabajará con la Hna. Ruth Schönenberger de la Congregación deTutzing, quien se encargará del aspecto técnico del proyecto. La Hna. Johanna pidió sugerencias para la comunicación Benedictina que estará integrada en el sitio de Internet, las cuales deberán enviarse antes del 15 de noviembre de 2003.  Con el tiempo, será posible que todas las regiones publiquen sus actividades a través de este sitio.

Johanna Domek OSB, Benediktinerinnen,
Brühler Str. 74,
D-50968 Köln-Raderberg, Germany
Fax: +49 221 93 70 679
johanna.domek@benediktinerinnen-koeln.de

Una Visión se hará realidad –
Mujeres y Hombres Benedictinos

Ya está disponible bajo este título, la versión en ingles de un libro de Agatha Rohtert, OSB (el título original en alemán es "Werdendes Gleichgewicht"). Agatha Rohtert explora la situación de los monasterios femeninos en Alemania y EUA en el siglo 19 respecto a su relación con las estructuras creadas en ese tiempo para las comunidades de hombres Benedictinos y explora las rezones para desarrollarse en el siglo 20. Su estudio deja ver las fallas del pensamiento como resultado del contexto social del siglo 19.  Hay formas de pedido con la Hna. Mónica Lewis, Abtei St.Scholastika, D - 49413 Dinklage, Fax +49 4443 513-118, abtei@abteiburgdinklage.de

Secretario para el Abad Primado

El Abad Primado Notker Wolf está buscando un secretario para reemplazar a Fr. Placid Berger, quien esperaba retirarse en 2000.  Después de una larga búsqueda consiguió la colaboración de Sr. Maria Laura Natali, de Citerna por un año, pero necesitará un sucesor después de un año. Un requerimiento esencial es hablar bien el idioma italiano.

Conferencia de Superioras Benedictinas CBP

La Conferencia de Superioras Benedictinas, CBP es el Nuevo nombre de la Conferencia de Superioras Benedictinas Americanas, CABP.

Ahondando en las raíces Monásticas:
Una experiencia de renovación

Deepening monastic roots: a renewal experience for English-speaking Benedictine Women, sponsored by the Conference of Benedictine Prioresses, June 10 - July 13, 2004.  There are scholarships going for this renewal program. Please contact Sister Marcia, mziska@mountosb.org

Algunos hechos históricos acerca de Australia
Por Sonia Wagner

Todos somos peregrinos que hemos viajado.  Muchos de ustedes todavía fatigados por la jornada. Enfrentar las distancias es un factor esencial para vivir en esta región del mundo a la cual llamamos Oceanía. A veces hablamos sobre la tiranía de la distancia.

 Geográficamente, Oceanía comprende muchas islas, grandes y pequeñas, separadas y también conectadas por el agua.  El continente Australiano es la isla más grande – y reconocida hoy en día por su cercanía con las islas de Nueva Zelanda.

 Los habitantes originales de esta tierra han estado aquí, ahora lo entendemos, por casi 50,000 años.  Asentamientos de grupos blancos son relativamente recientes.

En la Fiesta de Pentecostés de 1606, De Quirós, un español, saludó desde lejos lo que parecía ser el gran continente del sur que él estaba buscando. 

El le dio el nombre de ‘La Tierra del Sur del Espíritu Santo’.

 En el siglo 17, los holandeses exploraron Australia Occidental y le dieron el nombre de Nueva Holanda.  No los impresionaron sus áridas costas y por lo tanto no continuaron.

 Los británicos del siglo 18, después de haber perdido el area de Norte América conocida hoy como los Estados Unidos, empezaron a buscar nuevas tierras. Necesitaban especial algún lugar a dónde enviar a sus convictos – Irlandeses en su mayoría   Fue entonces que esta tierra se empezó a conocer como Australia. De ahí que empezaran asentamientos de blancos en Sydney el 26 de enero de 1788. Este día, como una contradicción, se ha conocido como el Día de Australia.

Visita a Polding Villa

En los terrenos de Toxteth House, la casa central de las Hermanas del Buen Samaritano, no lejos del centro de Sydney, se encuentra el edificio circular y atractivo edificio de Polding Villa. Este es el hogar de muchas de las hermanas mayores de el  Buen Samaritano.  Tienen Misa todos los días, así como oración comunitaria y privada para cumplir con su misión de orar por las obras de la comunidad y por la iglesia de Australia. Por ello fue de gran importancia para ellas conocer a los miembros de Conferencia de la CIB, por quien ellas han orado tanto tiempo, así como importante fue para nosotras conocer a estas encantadoras mujeres, que pueden ver hacia atrás en un largo y fructífero ministerio, y quienes ahora con su característico desinterés y apertura del corazón  siguen las preocupaciones y necesidades de los más jóvenes.  Ellas nos saludaron graciosamente y con gran interés, y nos aseguraron que las preocupaciones de la CIB seguirán en sus oraciones. Vemos con gratitud esta comunión del corazón de la Iglesia.

John Bede Polding OSB
Por Sonia Wagner

John Bede Polding, un monje Benedictino de la Abadía de Downside, Inglaterra, llegó a Australia en 1835.  Llegó a ser el primer Arzobispo Católico de Australia, y jugó un papel principal en la vida de la nueva colonia. Amó sinceramente a Australia, su tierra adoptiva.  Muchas veces dijo: "Cuando vine aquí, tuve la determinación de considerarme a mí mismo un Australiano."

 Polding, salió de Australia para ir a Inglaterra buscando dinero y misioneros en noviembre de 1840, dijo que se iba con los sentimientos de un australiano,  y que fue a Inglaterra a mostrarle a ese país las imágenes de un auténtico australiano’. (Citado en Crónica Australasian, 17 de noviembre de 1840.)

 Al momento de la muerte de Polding, su suceso al arzobispado de Sydney, Roger Bede Vaughan, escribió: "El pueblo siente que él se identificó con su propio tiempo y las primeras historias de la colonia."

 La habilidad para identificarse con el pueblo fue la fuente de la compasión y el celo de justicia de Polding. En una de sus respuestas al Comité Parlamentario de1845 sobre las condiciones de los Aborigines, él dijo: "... me estoy convirtiendo en blanco, poniéndome a mí mismo en esa posición, y quitando todo lo que yo sé, excepto que este es mi país, que mi padre vivió persiguiendo al emu y al canguro, que yo me dejo llevar por los campos de caza, que mis hijos y tribus están sujetos a las más grotescas barbaridades."

 En su Pastoral de Cuaresma de 1856, Polding llamó a la unidad en la diversidad en esta nueva Australia.   "Antes que todo, somos Católicos, y después,  mediante un nombre que se traga todas las distinciones de origen, somos Australianos; de cualquier tierra, que hayamos venido nosotros o nuestros padres, sea de Irlanda, de Francia, de Inglaterra, de Escocia, de Alemania... ya no somos irlandeses, franceses, ingleses o escoceses, sino Australianos."

 El Arzobispo Polding fue Sostén Principal de la Iglesia Católica en Australia, y especialmente de las Hermanas del Buen Samaritano, las cuales él fundó en 1857, dándoles la Regla de San Benito.  Murió en 1877 y su tumba está en la cripta de la Catedral de Santa María en Sydney.

Próxima Reunión de la Conferencia
De la CIB

La siguiente Reunión de la Conferencia de la CIB, del 16 al 20 de septiembre de 2004, será antes del Congreso de Abades, del 20 al 29 de septiembre de 2004, al cual están invitados todos los miembros de la Conferencia. La presencia en el Congreso es un signo de la importancia que le damos a la colaboración con nuestros hermanos.  La comunidad de Asís invitó a la Conferencia a reunirse antes de ir a Roma al Congreso.  La información relacionada con esta Reunión será enviada posteriormente a los miembros de la Conferencia.