Roma 1997 - 1999

1997

Las Delegadas de las 19 regiones fueron invitadas a Roma para hablar de sus cuestiones con el Abad Primado. Dieron los primeros pasos hacia la formulación de una estructura y de la misión de su grupo, eligiendo una Moderadora para cuatro años.

1998

Aproximadamente unas 120 Benedictinas de 36 países, desde Australia hasta Vietnam, participaron, del 5 al 12 de Septiembre, en el Simposio en Roma. El tema de la reunión fue “La experiencia de Dios y el acceso benedictino a la oración”. Ambos términos expresan fuertes anhelos del hombre de hoy. El acceso benedictino al “país indescriptible” de la experiencia de Dios es, como se vio, un camino de pasos de fe en la vida cotidiana más que de cosas extraordinarias. La Lectio divina, la liturgia, la oración y el trabajo, la guía de Dios y su presencia son los fuertes impulsos en esta tradición espiritual. Estas verdades deben ser vividas y compartidas con todos los sentidos, en coherencia con la realidad de cada una y de las necesidades actuales.

Después del Simposio se reunieron las Delegadas de las 19 regiones y decidieron encontrarse, en adelante, cada año.

1999

La primera reunión anual de las Delegadas de las 19 regiones no fue en Roma. La propuesta de encontrarse en los Estados Unidos – que requería para las Benedictinas europeas un largo viaje y algo de valentía – llegó a ser una experiencia maravillosa de hospitalidad generosa en el espíritu benedictino, con celebraciones litúrgicas impresionantes e intercambio abierto. Vivir y conocer allí mismo la profunda espiritualidad benedictina de las Hermanas americanas ayudó a superar muchos malentendidos del pasado y a aprender a respetarse mutuamente.

danza de los africanos

participantes del de Brasil
con el Sr. Judith de los E.E.U.U.

M. Maíre, el moderatora del CIB